Zoilo Calleja Ansótegui, conocido de todos los habitantes de Cripan, Lanciego y pueblos de Rioja Alavesa tiene numerosos escritos recogidos todos ellos de archivos parroquiales y municipales.  Unas veces agrupaba por  temas  y años.

Uno de los libros lo titula "RIOJA ALAVESA - DATOS PARA SU HISTORIA"

En el recoge, desde los años 1564 al 1832, los momentos de peste y  enfermedades contagiosas que se han vivido en Rioja Alavesa en general y en Lanciego y Kripan en particular. La fuente de todo lo que se escribe en adelante la tenemos en los libros parroquiales de Lanciego y Kripan.

En estos días que estamos confinados en nuestras casas podemos sentirnos unidos a la historia de nuestros pueblos

El texto que leemos a continuación es literal. Por eso encontraremos lo que hoy podemos decir faltas de ortografia.

 La peste de 1.564. 

Hoy se conocen bastante bien las diferentes epidemias que tantas muertes causaban. La peste bubónica continuaba siendo en el siglo XVI la enfermedad más temida y no desapareció de Europa hasta el siglo XVIII;en este siglo XVIII la viruela, el sarampión y el paludismo se dejaron sentir con fuerza. El siglo XIX será el siglo del cólera.

La peste bubónica,como el cólera y las fiebres tifoideas,se extendían en el verano y solían decaer en otoño;muy a menudo iban unidas a crisis de subsistencia.Los médicos de Logroño la describen así el año 1.600:"que la enfermedad que al presente ay en esta dicha ciudad es de secas y carbunclos contagiantes y pestilentes con mucha malizia y contagio,que es la propia que en otros lugares de Spaña a avido".

La peste bubónica, transmitida por la pulga de la rata,se manifestaba en tumores purulentos (bubones,secas,landras,carbunclos,pecas,nacidillas...) que se extendían por los sobacos,las ingles,el cuello....Provocaba la muerte al 60 u 80 por ciento de los casos.

Peor y más mortal era la peste pulmonar; se transmitía directamente de hombre a hombre a través del aliento o de la tos;era altamente contagiosa y mortal en el 100 por 100 de los casos.

Comenzaron a sentirse los primeros síntomas de la peste bubónica en la Rioja Alavesa a mediados de julio, pero hasta comienzos de septiembre no revistió caracteres alarmantes. El 8 de este mes comenzó la desbandada. Las gentes atemorizadas,queriendo huir del foco de contagio, se lanzaron al campo para aislarse.

 En el libro sacramental de San Juan de Laguardia se puede leer:"En este año murieron en Laguardia 300 personas de pestilencia y enfermedad contagiosa y fue muy despoblada, huyendo casi todos los vecinos, sin que quedara ermita, corral de ovejas ni casilla de granjería, en todos los términos de su jurisdición, sin ser habitados. Principió a mediados de julio y disimulóse hasta 8 de septiembre, en que salieron huyendo las gentes....La Aldea y Población quedaron sin gente...los gitanos lueron a robarlos,pero los vecinos de Cabredo y Marañón subieron a defenderles...Se medio despoblaron El Villar y otros pueblos inmediatos de la Sosierra".Y en el primer libro sacramental de la parroquia de Lanciego se consigna el acontecimiento de la forma siguiente:"Porque las cosas no perezcan de memoria las que son dinas dello,entiendan las que el presente hieren que en este año de 1.564 años comenzó aber peste en Zaragoza por el mes de hebrero y,aunque en Logroño se puso muy grande recato en la guarda,porque gente de Zaragoza y que de allá veniese no entrase,los negociantes que tenían pleytos yban e benían a Zaragoza y tenían manera de entrar después en Logroño,de que se tubo por cosa cierta dañiase la mesma ciudad de Logroño;yse manifestó por San Bernabé aber en ella landra en la muerte de un gentilhombre que llamaron Galbarro;y aunque a principio de mayo la abía,la disimulaban y encobrían;que fue arto daño,porque murieron en Logroño pasadas seis mil personas,pequeños y grandes,aunque gente principal morió poca".

Para enfrentarse a las pestes se prohibía la entrada en los pueblos de cualquier persona procedente de las zonas infectadas,se creaban lazaretos donde se recluía a los infectados,se hacían numerosas rogativas sobre todo a San Sebastián y a San Roque,se establecían cofradías religiosas bajo el patrocinio de estos santos....

Además en los pueblos había tres de personas que practicaban la medicina:el médico que sólo habla en los pueblos más importantes;en todos los pueblos había un barbero y cirujano que era el encargado de hacer las sangrías;por último existía el saludador que era una especie de curandero o de brujo ambulante al que se le llama de vez en cuando para saludar a las personas (sobre todo contra la rabia) o a los animales o al campo.Por cierto que estos saludadores,muchas veces saludadoras,eran muy mal vistos en el siglo XVI por las autoridades religiosas y civiles pero en el siglo XVIII estaban muy aceptados e incluso eran frailes que al llegar al pueblo decían misa.Prueba de ese ambiente en el siglo XVI son las siguientes palabras del Visitador del Obispado de Calahorra en 1.540 existentes en la parroquia de Santa María de Laguardia prohibiendo a los vecinos que requieran a los "saludadores ni conjuradores,ni otros hechiceros,ni adevinos,ensomniadores,ni personas que cortan letra,ni curan la rosa,ni curan con banas supersticiones,ni hacen nóminas (amuletos);.ni toyan otras cosas banas reprobadas de derecho divino ni humano y por premáticas de los Reyes Católicos".



Un Noticiario de la época en Lanciego. 

Don Emilio Enciso descubrió y publicó unas notas que aparecen en el primer libro sacramental de la parroquia de Lanciego;los párrocos tuvieron la buena idea de anotar, del año 1.564 al 1.614, los acontecimientos que a ellos les llamaban la atención;debido a ello podemos comprobar la mentalidad del pueblo y su manera de enfocar y reaccionar ante los acontecimientos;una de las notas es precisamente la transcrita anteriormente sobre la peste de 1.564.

- 1.571: "Las cosas notables que en este año se ofrecieron son:

Fue año muy enfermo,porque en toda Castilla no obo casi ciudad ni billa principal que no muriesen muchos de tabardeta y pintas (tifus).Obsérvese la relación entre las malas cosechas y la presencia de las enfermedades contagiosas;en algunas ocasiones las mortalidades del siglo XVI no se deben tanto a las pestes cuanto a crisis de subsistencia.

1.572: "Este año de mili y quinientos y setenta y dos fue año muy enfermo como el pasado;murieron muchos en todos estos lugares de la comarca de tabardillo.Y con todo cogióse muy poco bino y mucho trigo y no ubo fruta de ningún género.Yzo el invierno muy seco con grandes eladas;y fueron tales que el rrío de Ebro se elló departe a parte desde la rrueda (molino) de Librán asta el corriente de la punta de Laserna,perdiéronse todos los olíbos del yelo,y se quedaron sin coger por estar secos y perdidos".

La peste de final de siglo en el Noticiario de Lanciego. 

"Fue tan general la peste que andubo casi en toda España que se tenía por muy cierto havía muerto la tercera parte de la gente,aviendo el año de antes en Castro Urdiales.Este año empegó la peste en Sant Ander,y aunque algunos afirmaban avía venido la peste a aquella villa de que cogieron un navío que traía mucha ropa y era de los heridos y todos los que tomaron de aquella ropa se hirieron de manera que se despobló mucho la villa de Sant Ander.

Luego entró la enfermedad en Oñate,donde después de haber muerto

mucha gente en aquella villa y empegaron a conbalecer y entrarlos que avían salido huyendo de la enfermedad, de ay pocos días empegaron a morir como al principio, que se cuenta murieron de todas pasadas dos mil personas.

Aunque por la contratación que avía con Vitoria no se escapó la dicha ciudad, aunque tenia gran cuidado en guardar, que también entró la peste en ella y duró mucho,aunque como todos los heridos los sacaban a la casa que para esso tenían deputada,respecto de lo que duró,no murió mucha gente en Victoria,que según se dixo no pasó de dos mill personas.

Este año,se empezó a decir murian en la ciudad de Logroño a principio de mayo aunque se guardaba con mucho cuidado en el puente y se escusaban con decir que hera otra enfermedad,de tal suerte se declaró la enfermedad que el día de Sant Urbán (25 de mayo) murieron y se hirieron muchos,que huyo día de ciento y quarenta personas;hico tanta riga (mortandad) con haberse ausentado la mayor parte, al menos los que algo podían, que desde el día dicho fasta el día de Santiago y Sancta de julio murieron bien siete mil personas.

Como la gente desta tierra estaba tan necesitada a lo menos lo que era de vino, aunque más penas se ponlan,no dejaban de yr secretamente y urtadas a la ciudad de Logroño,de donde vino a muchos pueblos mucho daño.

En Viñaspre vinieron a morir más de setenta personas, de suerte fue que no quedaron beinte vecinos.En Cripán murieron también muchos,porque de más de treinta vecinos entiendo quedaron muy pocos más de doce;y ansí sucedió que luego en convaleciendo se casaron viudos y viudas y aun asta los muy muchachos.

Laguardia fue libre de este castigo que no murieron sino fue dos carpinteros.En el Villar,aunque se ponía diligencia en sacar los heridos,de unos y otros murieron más de sesenta personas;y entre otros murió herido Pero García clérigo;y en Cripán el cura Pero Martínez de y Juan García;y Pero Martínez de Medran() estubo de tal suerte herido que todos lo tubimos por muerto.Desta mesma enfermedad murió Martín Abad de Marina, cura de Viñaspre.

Y aunque en esse mermo año (en Lanciego) y tiempo. murió el cura Martín de Foronda,no murió (le peste sino de otra enfermedad;duró un mes,que los demás si vivían tres días era arto.En este pueblo se tuvo gran devoción con sr.San Sebastián y Sant Roque.

Para saber cómo se enjuicia desde Lanciego el pasar de los primeros años del siglo XVII continúo con la transcripción de este documento que publicó D.Emilio Enciso.

Todavía fue la peste procediendo adelante porque este año en Navarrete murieron más de mili y quinientas personas;en la villa de Velorado más de mili y trescientas personas;en Grañón'más de seiscientas;y en Tosantos y Villa de Pun también murieron de la misma enfermedad.

vendimió huta con haber arta;en particular en este pueblo se cló La Albergada y Las Puentes que se vinieron a alaxciar(ponerse lacias?) las hubas;salió el vino muy berde,que a los principios no se podía vever.Fue la cogida mediana porque aunque avía mucha uba,no adonecia,n1 daban sino muy poco mosto.Bendióse tan bien con ser malo el vino,que aunque empegó venderse a tres rs.ymedio,se subió de tal manera que baila para antes de Navidad a seis menos quartillo.

También hubo este año peste en algunas partes,como fue en La Puebla de Arganzón y Miranda,Sant Vicente y Labastída.

A partir de 1.778 una enfermedad hace que se mueran,año tras afío,muchos bueyes del pueblo - se habla del carbunco - y se queman y entierran en el monte.En 1.786 y 87 se habla de que los niños tienen tiña y el problema continúa en 1.790;este mismo año se79

prohibe que venga al pueblo un pastor de Yécora,por haber en este pueblo y en su familia una enfermedad.

Puede darnos una idea del ambiente de nuestros pueblos en relación a las epidemias la siguiente partida de las cuentas municipales de Cripán el año 1.779:"Por 2 libras de pólvora para tirar tiros por las calles por orden de los médicos y matarla epidemia enfermedad".

En Septiembre de 1.832 aparecen varios enfermos aquejados de fiebre en La Puebla de Labarca:en casa de Felipe Medrano mueren dos personas y un niño;para enero de 1.833 han muerto unas 20 personas.Los médicos enviados desde Vitoria informan que "en los alrededores de la iglesia,principalmente donde llaman el Pretil,bay una cuarta de escrementos,cuyos malos efectos es ocioso describir;por medio del pueblo pasa un arroyo regular de agua,y en él se lavan todas las inmundicias como tripas, trigo,ropas,etc.y de este modo las aguas se adulteran,y también pueden causar sus electos".Se adoptan una' serie de medidas:barrer las calles todos los dias,limpiar las cuadras a menudo,separar del pueblo todos los estercoleros,mantener una estricta limpieza personal.Aunque de nuevo los enfermos son muy numerosos en mayo,para julio la epidemia está dominada.

Toda la provincia se halla alertada y se toman,tanto a nivel provincial como local,drásticasinedidas de aislamiento.En septiembre de 1.834 se ve seriamente afectado Labastida y mueren unas 30 personas.En octubre se ve de nuevo afectada La Puebla.Para comienzos de noviembre remite la epidemia.En Labastida se contabilizaron 912 invadidos y de ellos murieron 114.

De nuevo el 27 de abril de 1.855 aparece el primer caso de cólera en La Puebla de Labarca.Para el verano se hallan infectados todos los pueblos de la Rioja;aunque prácticamente toda la provincia se ve invadida,sobre todo en las regiones sur y este,La Rioja es la zona más maltratada.La Junta Municipal de Sanidad vitoriana adopta una serie de medidas muy rígidas,que otros muchos ayuntamientos secundarán;destaco entre otras:La conducción de los cadáveres se hará de noche,vigilada por un alguacil y sin hacer ruido ni hablar;la inhumación debe realizarse a una profundidad razonable y acompañada de depósitos de cal;se prohiben las misas de cuerpo presente;ocurrido un fallecimiento se fumigará la habitación del enfermo juntamente con todas sus ropas.En septiembre se dan los últimos casos.

Para combatir la enfermedad se siguen empleando variados,y a veces contrapues tos,métodos:evacuaciones sanguineas,evacuantes,iniusiones de lé,cataplasmas con láudano,lavativas de almidón con láudano y sobre todo mucho reposo. Regionalmente la zona más afectada dentro de la provincia fue la Rioja Alavesa:sobre una población de 13.949 habitantes,lueron afectados 3.373 personas y murieron 920.Los pueblos más afectados fueron Labastida,Laguardia, Samaniego,Elvillar,Yecora y Lanciego;las localidades donde la epidemia se mostró más mol:Litera fueron Salinillas,Yecora y Lanciego.