Sobre tal lienzo natural es preciso dibujar, aunque sea a trazos gruesos a una de las protagonistas de esta historia: la viña.

Variedades de uva

Las variedades principales de uva son:

  • Tempranillo: La más característica y abundante, de extraordinaria calidad a partir de la que se elaboran la mayor parte de nuestros vinos. Apto para envejecer, de buen color y moderada acidez, debe su nombre a su precocidad de maduración.
  • Viura: Variedad blanca proveniente del Mediterráneo, de vinos blancos y espumosos suaves, equilibrados y de aroma afrutado.
  • Garnacha: De origen aragonés, no ocupa mucha extensión pero es muy interesante para elaboración de rosados.
  • Mazuelo: Da lugar a mostos de poco grado, ásperos al paladar pero capaz de mejorar unida al tempranillo.
  • Graciano: Autóctona de difusión menor. Produce tintos rojo vivo y aromáticos excelente para mezclar con otras variedades
  • Garnacha blanca: Produce vinos ligeros con un retrogusto seco. Idóneo para uvas jóvenes.
  • Malvasia: Variedad blanca de generosa producción, mostos aromáticos, agridulces y de color amarillo-verdoso.

 

La vid